Un gamonero le cruje una bombona en la espalda a un supuesto revisor del gas que intentaba estafarle

Momento exacto de la crujía (dramatización)

Momento exacto de la crujía (dramatización)

Según fuentes de energía no contrastadas, una empresa ha estado intentando estafar a varios vecinos de nuestra localidad haciéndose pasar por técnicos especialistas en “obligatorias” revisiones de gas de las viviendas.

Ayer sábado, uno de estos timadores tocó la puerta de Guan Ortega Monero, un vecino de Ubrique el Alto, que, muy amablemente, le dió paso a su vivienda. Ortega, actual campéon del mundo en crujía de gamones, venía de ejercitar su brazo partiendo troncos al golpearlos contra cascajos, cuando vió al técnico husmeando a través de la ventana de su casa. Ortega no sospechó nada del timador al principio, al verlo aparecer con el mono naranja de presidiario butanero. Éste venía de intentar estafar a una señora mayor que lo mandó a hacer puñetas tras cambiarle el tubo de la bombona e intentar cobrarle un importe superior a la pensión de la pobre mujer (¡bien hecho, señora!).

Una vez en la vivienda del señor Ortega Monero, el agente del gas comenzó a manipular la instalación del butano y fue justo cuando el famoso gamonero ubriqueño empezó a olerse algo. Según el revisor, la válvula debía ser cambiada al tener fuga de gas. “¿Esto cómo va a ser?”, le preguntó Ortega, “Si la cambié hace dos meses..”. Y el técnico respondió: -“Sí, mire, se oye un ruidito… tiene una fuga”. –“Pues, yo no oigo nada” “Verá, acerque el oido”.

Y al hacerlo Ortega escuchó un “ffssshhhhhh…”. Inmediatamente, el experto crujidor de gamones agarró la bombona por la base y le metió al estafador con ella por la espalda, a lo que siguió una perfectísima y seca explosión de libro.

Tras un grito que llegó a escucharse en la Vega, al supuesto técnico se le quitaron las ganas de seguir estafando, y con to’ la bombona señalada en la espalda salió pitando del pueblo, dónde de momento no se le ha vuelto a ver. Si prestáis atención, aún resuena el eco de la crujida de bombona en la sierra.

Desde El Departamento de Dar Consejos de Ubrique Desinformación queremos recordar que “es el titular o el usuario de la instalación a quien corresponde solicitar cada cinco años la revisión”. Se recomienda que hagáis como la señora, mandéis a estos asustaviejas a tomar por saco, o bien como el gamonero, que le endiñéis con la bombona en la espalda, pero con cuidadito, no os la vayáis a cargar, que están muy caras. Ya de paso recomendamos que siempre que estéis con uno de estos campeones olímpicos del gamón y se oiga un “Sshshshshs”, os mantengáis lo más lejos posible de él si no queréis que os crujan lo primero que les pille a mano o sirváis vosotros mismos de gamón improvisado.

.

Escrito por: Angeles Tafa

Comenta sin miedo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s