Un ubriqueño gana el premio Nobel de literatura por la obra: Gayumbo y yo.

En la mañana del 3 de octubre de 2014,  Juanra, un ubriqueño de 30 años y antiguo militante de la peña del toro del Gayumbo, ha sido premiado con el mayor reconocimiento literario, el premio Nobel de literatura.
El ubriqueño ha conseguido quedar por delante de una lista compuesta por grandes literarios como: Adonis, Svetlana Aleksijevitjy o Don De Lillo, entre otros. Al finalizar la ceremonia, todos los compañeros, hoy rivales de Juanra, han reconocido que la mejor obra, sin duda, era la de Juanra, por lo que el premio era totalmente merecido.

Juan Ramón nace en Cádiz en un pueblecito taurino llamado Ubrique, el 23 de diciembre de 1984. Con diecinueve años se traslada a Alcalá de los Gazules, donde frecuenta a Frank de la Jungla, Félix Rodríguez de la Fuente y a Mogli, el niño del libro de la Selva, y se interna en la vida animal, o más bien en la vida hacia el amor por los animales. Estos casi cinco años que Juan Ramón pasa en Alcalá de los Gazules, son fundamentales en su consolidación como poeta, pues durante este período tiene relación con escritores y está en contacto con la Institución Libre de Enseñanza, donde se convierte en discípulo y admirador de Ma-ti ( la portadora del anillo corazón en el capitán planeta).
Su nostalgia por andar por medio de la calle y su delicado estado de salud le hacen volver al Ubrique anhelado de su infancia, pero al regresar, se encuentra con un pueblo que está avanzando hacia atrás, es decir, no está retrocediendo hacia adelante. Juan Ramón contesta a la realidad social de su pueblo escribiendo Gayumbo y yo.

Juanra y Gayumbo un día antes del festejo.

Juanra y Gayumbo un día antes del festejo.

El argumento de la premiada obra nos cuenta la historia de su relación con un toro llamado Gayumbo. Hombre y animal son inseparables, entre ellos existe un vínculo muy fuerte. Juan Ramón le cuenta al toro sus sentimientos, a veces con palabras alegres y otras con palabras tristes, y le narra toda clase de noticias, desde el reniego de IU de sus ideales hasta las barbaridades que se comentan en facebook y twitter.
El diálogo constante del poeta con el toro, es visto con ojos extraños por los habitantes del pueblo. Para ellos, el poeta es un hombre oscuro, solitario, al que sólo se ve en compañía de su toro.
Él mismo es consciente de su apariencia un tanto extraña: vestido de negro, con sombrero, y montado a lomos de Gayumbo, se acostumbra a que los chicos de la barriada Del Poyetón le llamen el loco.
La mayor parte del tiempo, Juan Ramón y Gayumbo la pasan en La Vega de los Pastores, paseando o leyendo.
Al escritor y a su toro no les gustan la gente y el alboroto, prefieren la tranquilidad y el silencio de la naturaleza.
En vacaciones llegan La Plataforma Antitaurina y PACMA, los sobrinos de Juan Ramón, y todos juntos salen al campo. Al terminar el verano, los sobrinos se marchan, y de nuevo en el bohío quedan el poeta y su torito, que añoran la presencia de los sobrinos.
A veces en sus paseos, Gayumbo y Juan Ramón se cruzan con alguien que necesita ayuda, en esas ocasiones, allí está Gayumbo, el toro de acero, para ayudar al que lo necesite.
Una mañana, Juan Ramón no oye la llamada de su toro, preocupado acude a la calle Jesús, y lo ve estresado al ser, presuntamente, maltratado en un circuito urbano creado para corretearlo mientras el público expectante disfruta. Enseguida llega el médico Darbón, y le dice al poeta que no hay nada que hacer. Gayumbo parece que ha sido tomado por el pueblo y tras el correteo, ha de ser sacrificado.
Juan Ramón se ha quedado solo, su toro ya no está con él, lo entierra y recuerda los buenos momentos vividos juntos. Esto es lo que le queda al poeta, el recuerdo de su querido Gayumbo que fue quitado de sus manos por media hora de diversión de los que, supuestamente aman a los animales.

Desde Ubrique desinformación nos alegramos por el premio y damos la enhorabuena a Juanra deseándole mucha suerte en sus próximas publicaciones, si no se suicida tras la pérdida de Gayumbo, claro.

Escrito por:
Lady Gaga Yumbo

Un pensamiento en “Un ubriqueño gana el premio Nobel de literatura por la obra: Gayumbo y yo.

  1. Pingback: La británica E.L. James publicará la semana que viene la primera de la esperada trilogía: 50 sombras del Gayumbo | UBRIQUEDESINFORMACIÓN

Comenta sin miedo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s